¿Dónde estás?

Antes de leer este artículo, sería interesante que repasaras los anteriores, donde:

mapa-satelitalYa sabemos dónde tienes que ir, y ahora tenemos que saber dónde estás.

Si quieres viajar a Madrid, no es lo mismo salir desde Sevilla que desde Salamanca. El camino, la ruta a elegir, es distinta. Además, Salamanca está mucho más cerca de Madrid.

Vale, antes de decidir la ruta, tenemos que saber de dónde partimos. Para hacer esto, el ejercicio de hoy es definir tus activos y tus pasivos. Los activos son los que tienes, y los pasivos son los que debes.

Haz dos columnas y suma los importes.

Si tus activos son mayores que tus pasivos, vas por buen camino. Significa que tienes más de lo que debes. Si tienes, por ejemplo, una casa en propiedad con hipoteca, tienes que apuntar su valor como activo y también el importe pendiente a pagar de tu hipoteca (si tienes) como pasivo.

Si nunca has hecho este ejercicio, tal vez sea complicado para ti. Te invito a que reserves unas horas para hacerlo, a poder ser, sin ruidos ni distracciones.

Último consejo: haz este ejercicio sin prisa. No te dejes nada. Recuerda que tenemos que saber exactamente dónde estamos. Eso es importante para establecer la ruta correcta para llegar a nuestro destino.

AVISO: Si te suscribes a nuestra newsletter gratuita, recibirás más consejos como este. Puedes registrarte para recibir estos consejos a la derecha de este post. ¿Tienes dudas a la hora de hacer el ejercicio?

¡Deja un comentario y te ayudaré a resolver tus dudas!

4 comentarios en “¿Dónde estás?

  1. Ricard

    Hace tiempo que me acostumbré a vivir sin deudas, pero no hago más que escuchar que tenemos que acostumbrarnos al apalancamiento financiero para obtener flujos de efectivo que superen nuestras deudas.
    A veces tengo la sensación de que estoy desaprovechando oportunidades.
    A través de tus consejos y los de Dimitri, me ayudáis a reafirmar mis planteamientos conservadores.
    La duda está en dónde invertir ese 10% reservado para ese mismo propósito.

    Responder
    1. Pau Antó Autor

      Sin duda Ricard las deudas no son una buena idea, especialmente cuando inviertes en activos con riesgo o que no conoces perfectamente bien. Muchas personas invierten en bolsa (forex, opciones, etc) con deuda y también con pisos, pero corren grandes riesgos con su patrimonio.

      Hay muchas inversiones “tranquilas” que de media a 10 años pueden dar un 10% anual y depende de la estrategia de cada uno. Creo que ya estás viendo algunas, Ricard, como miembro del Club del Inversor.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>